Sistema de impermeabilización para cualquier tipo de cubierta o terraza.
Se utilizan materiales de primera calidad como en el agarre, con un mortero flexible e impermeable.
La garantía para este tipo de trabajos es de 10 años.

MODO DE TRABAJO

Arrancado de la solería y el mimbel perimetral existente en la terraza o cubierta.
Regularización de la superficie resultante de retirar el mimbel perimetral mediante la aplicación de mortero y realización de una pequeña media caña en el encuentro del pavimento con el paramento vertical.
Sobre la media caña, a una altura entre 15 y 20 cm se realizará una regata de 5 cm de ancho x 2 cm de fondo aproximadamente, para recibir la lámina.

PREPARACIÓN Y PROTECCIÓN INFERIOR DE LA LÁMINA
Limpieza y preparación necesaria del soporte para la correcta instalación de la membrana impermeabilizante.
Colocación de una manta de geotextil de 135 g/m2;, entre el soporte y la lámina, como protección de la lámina, para evitar posibles lesiones por punzonamiento.

COLOCACIÓN DE LA LÁMINA IMPERMEABILIZANTE
Suministro e instalación de láminas de EPDM Rubbergard de 1,20 mm, colocadas en mantas de las mayores medidas posibles, para evitar el máximo de uniones entre ellas, ya que estos son los puntos que suelen provocar más problemas de filtraciones.
Cuando se tengan que colocar dos o más láminas, la unión entre ellas se realizará mediante colas específicas, con solape mínimo entre ambas láminas de 20 cm y rematado por el exterior mediante un cordón de masilla de poliuretano Sikaflex-11 FC.
La lámina, en su encuentro con el paramento vertical, se introducirá en la regata anteriormente realizada y se sellará mediante la aplicación de masilla de poliuretano, garantizando de esta forma, que las aguas que puedan discurrir por el paramento no alcancen el extremo de la lámina.
En las zonas de la terraza donde se producen rincones o esquinas se realizará un refuerzo mediante el solapado de un tramo de lámina sobre la existente.

DESAGÜES
Los desagües que van horizontales se limpiarán y se sellarán mediante masilla de poliuretano y la lámina se introducirá 10 cm o 15 cm en la parte inferior.
En el caso de los desagües verticales igualmente se limpiarán y sellarán y se forrarán mediante una cazoleta de lámina de caucho EPDM circular, la cual se introducirá en el interior del bajante, se adherirá a sus paredes y por la parte superior quedará debajo de la lámina, asegurando la total impermeabilización de uno de los puntos más problemáticos de la terraza.

PROTECCIÓN SUPERIOR DE LA LÁMINA
Colocación de una segunda manta de geotextil de 135 g/m2;, entre el mortero de agarre del pavimento y la lámina, como protección de la lámina por la parte superior evitando que el fraguado del mortero pudiera afectar a la lámina.

Suministro y colocación de baldosa cerámica de rasilla/gres.
Colocación de mimbel a base de piezas cerámicas del mismo material en los encuentros del pavimento con el paramento vertical.
Dichas piezas se tomarán con mortero de cal y cemento pórtland, dejando una separación de 0,50 cm entre piezas.
El rejuntado se realizará con borada especial de color.

Se realizarán las juntas de dilatación que demande la terraza por sus dimensiones, normalmente en superfícies de 5m x 5m.
Tendrán una anchura aproximada de 2 cm y se rellenarán con masilla de poliuretano.
Realización de junta de dilatación perimetral con masilla de poliuretano Sikaflex-11 FC.

Colocación de morriones metálicos en cada uno de los desagües de la terraza.

Secuencias de la realización del trabajo